Preservar nuestro planeta

La sostenibilidad es nuestra responsabilidad y nuestro compromiso.

Somos una empresa comprometida con el Medio Ambiente, que fomenta los esfuerzos medioambientales y que trabaja activamente en el ámbito de la sostenibilidad.

¿Qué es una huella?

Una huella de carbono se define históricamente como las emisiones totales causadas por un individuo, evento, organización o producto, expresadas como dióxido de carbono equivalente. Los gases de efecto invernadero (GEI), incluido el dióxido de carbono, pueden emitirse a través de la limpieza de tierras y la producción y consumo de alimentos, combustibles, productos manufacturados, materiales, madera, carreteras, edificios, transporte y otros servicios.

Reducir su huella de carbono es el primer paso recomendado para las personas que se preocupan por nuestro clima. Sin embargo, implementar acciones para reducir las emisiones y compensar su propia huella es un desafío. Por eso desde Fragma colaboramos en proyectos de reducción de emisiones de alto impacto.

Bonos de carbono

Los bonos de carbono, también llamados “Créditos de Carbono”, son un mecanismo internacional de descontaminación para reducir las emisiones contaminantes al medio ambiente; es uno de los tres mecanismos propuestos en el Protocolo de Kioto para la reducción de emisiones causantes del calentamiento global y efecto invernadero (GEI o gases de efecto invernadero).

¿Cómo funcionan los bonos de carbono?

Los bonos de carbono se obtienen a través de la validación certificada de proyectos denominados Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL) que son proyectos que capturan el CO2 del aire y/o contrarrestan los efectos del calentamiento global. Dentro de estos proyectos de MDL hay de varios tipos, como por ejemplo, reforestación, generación de energía renovable, mejoramiento de eficiencia energética de procesos, limpieza de superficies, lagos y ríos, recolección de plásticos, etc.